Proyecto Educativo

  • Misión

Jardín infantil privado de excelencia pedagógica para niños y niñas de 2 a 5 años de la ciudad de Valdivia, cuyo objetivo principal es brindar atención personalizada, donde el niño aprende, se respeta y se valora por su unicidad, fortaleciendo que el aprendizaje es una experiencia positiva y fascinante para su vida. Favoreciendo así, una alianza colaborativa con las familias de los párvulos y la comunidad en general, cuya intencionalidad va directamente en beneficio del desarrollo integral, aludiendo a todos los ámbitos del ser (mente, cuerpo y espíritu), en un entorno en el cual los niños puedan consolidar una base intelectual, ética y social, con una plataforma emocional sólida para de esta manera formar personas que lleguen a ser gestoras de la optimización de su entorno social y ambiental.

  • Visión

Posicionarnos en la comuna de Valdivia, como jardín infantil de excelencia, donde nuestro equipo de trabajo, las familias de los niños y niñas, y la comunidad donde está inserto el establecimiento, asuman su rol formativo y educativo en beneficio de las necesidades afectivas, intelectuales y socioemocionales de los niños que atiende.

  • Nuestros Valores

valores

  • Nuestro Proyecto Educativo Institucional

La información reciente sobre los primeros años de vida del ser humano, nos indica que la estimulación del hogar del niño, más la colaboración de profesionales de la educación, es clave y trascendental en el desarrollo cognitivo de una persona. (Desarrollo cerebral humano). Es más,  estudios internacionales sobre la biología del aprendizaje han demostrado que el desarrollo neuronal logra su pleno potencial durante los primeros seis años de vida, y que es en este periodo donde los niños son especialmente sensibles al desarrollo de destrezas básicas principalmente a aquellas vinculadas a un desempeño óptimo en educación formal (Leseman 2002). Debido a lo anterior como equipo de trabajo del jardín infantil Mi Castillo, consideramos de manera fundamental; seleccionar, estudiar y comparar cuál de todos los currículos de educación inicial sería el más pertinente a las necesidades e intereses de los niños y niñas que nos proyectamos atender.

Estamos conscientes que todos los métodos de aprendizajes  buscan el desarrollo integral de los párvulos, pero además nosotros,  necesitamos uno que nos permita a la vez, de manera efectiva la transición armónica del niño y la niña a la educación formal y que este proceso no conlleve demasiados costos emocionales para nuestros niños, además queremos  ver niños contentos aprendiendo y asistiendo al jardín infantil.

Después de una vasta revisión bibliográfica, consideramos que el que más se asemeja a nuestras expectativas, es el Currículo Integral. Lo elegimos en primera instancia, porque sus bases están en los planes y programas del ministerio de educación, por lo mismo es un currículo que ya está probado y estandarizado por el resto de establecimientos educativos de educación inicial en nuestro país.

El currículum integral tiene tres  elementos que es importante mencionar:

El Filosófico:

Que concibe al menor como un ser integral, que aprende de manera holística a través de los sentidos. Acá el rol de las educadoras es ser artífice de un ambiente estimulante para que el niño pueda crear su propia forma de ser y acceder a su plenitud como ser humano, tanto individual como respetuoso de los demás.

Psicológico:

Acá podemos mencionar dos grandes psicólogos, que nos han enseñado a comprender la psicología infantil y de cómo estos aprenden,  nos referimos en una primera instancia a Erick Erikson quien plantea que a través del juego el niño supera mejor las experiencias de frustración, los fracasos y facilita el desenvolvimiento del yo, destacándose la autonomía. En cuanto al segundo, Jean Piaget, nos indica lo siguiente: el niño es considerado como un ser activo en el aprendizaje, aprende o reinventa organizando y reorganizando sus experiencias, es fundamental la interacción del niño con su medio en un proceso de desarrollo y aprendizaje.

El Pedagógico:

En este tipo de fundamento se dan los siguientes principios necesarios de considerar en todo el proceso enseñanza aprendizaje de los niños: 

  • Principio de actividad y auto actividad

El niño necesita de la actividad para aprender, del movimiento, es más, se podría considerar como una necesidad propia de cada individuo.
Principio de singularidad: Cada niño presenta sus propias necesidades, intereses y características de la cultura donde vive. Por lo mismo debemos educar desde los aprendizajes previos, que posee o ya traen los niños.

  • Principio de comunicación

No sólo entendido el lenguaje verbal y escrito, sino el relacionado con las artes propiamente tal, como medio de autoexpresión del cuerpo y alma.
Principio de autonomía: Permitirle al niño hacer, desenvolverse y desarrollar al máximo su autonomía, capaz de elegir, preguntar y responder cuando sea necesario.

  • Principio de Flexibilidad

Nada es rígido en las relaciones con las personas, necesitamos de la flexibilidad para ir probando nuestras decisiones y mejorándolas al mismo tiempo.

  • Principio de equilibrio

Necesitamos organizar y dar equilibrio a la vida y en general a las rutinas que realizamos con los niños, no existen los extremos, sino que valoramos lo intermedio.

¿Qué Beneficios nos Aportan Estos Principios en la Educación de Nuestros Niños?

  • El niño aprende en su totalidad, con todo su ser, y no por partes disgregadas.

  • Se procuran realizar juegos infantiles con reglas, y otros espontáneos por parte del niño.

  • Se realizan experiencias educativas, donde el párvulo desarrolle la creatividad y el pensamiento
  • divergente, como también el cálculo y el lenguaje.

  • Observación periódica del párvulo, para las próximas planificaciones, de manera de potenciarlo de acuerdo a sus necesidades e intereses.

  • Favorecer la comunicación del niño entre sus pares y con los adultos de la sala.

  • Participación de los padres en el desarrollo educativo de sus hijos, capacitarlos y mejorar el rol formador de los mismos.

  • Relaciones horizontales del equipo de trabajo, de manera de aunar esfuerzos en beneficio del desarrollo integral de los niños.

  • Organización del espacio, como ambientes educativos favorecedores de aprendizajes e inviten a los menores a  jugar en ellos.

  • Flexibilidad en la rutina, cuando sea necesario, atender a las preferencias y gustos de los niños.

La Evaluación

Como todo proceso ordenado y sistemático el currículo plantea tres tipos de evaluaciones:

  • La diagnóstica: Para saber los conocimientos que traen los niños y qué necesitan aprender en el establecimiento.
  • La Formativa: Para evaluar los avances de los niños y cambiar si fuese necesario los procedimientos educativos de los adultos.
  • La sumativa: que mide el resultado de los logros en los niños, y la retroalimentación del trabajo en equipo realizado durante el año. Etapa de reflexión y toma de decisiones para los próximos aprendizajes.

Es de suma relevancia dar a conocer que así como hemos seleccionado el currículum integral, como nuestro norte; de igual forma creemos que los aprendizajes se deben entregar de manera personalizada, de esto nace la motivación del equipo de trabajo, que los niveles educativos del jardín infantil sean de un máximo de 16 niños con dos agentes educativas por sala y medio menor de sólo 12 niños (as).